ACTUALITAT. Per Gabriele Calabrese


 

Estos días de confinamiento obligado por la pandemia, como muchas otras comunidades también nosotros en la comunidad de San Juan Bosco Navas hemos creído firmemente en la riqueza que hay en una comunidad unida por la fe. Por esto, los grupos de jóvenes de la comunidad enseguida nos hemos adaptado a esta nueva situación realizando los grupos semanales a través de videollamadas. Hemos podido comprobar cómo la fe puede juntarnos a pesar de la distancia, y como pueda alumbrar los retos de nuestra vida.

En particular, el pasado viernes 24 de abril los jóvenes celebramos el encuentro mensual de oración de los grupos de fe; la “nit jove”. Como la mayoría de cosas que estamos viviendo estos últimos días, este tampoco fue un encuentro como de costumbre. Pese a la situación anómala, el equipo de animadores asumió el reto y logró crear un espacio, virtual, de oración. Gracias al compromiso de cada joven se ha revelado verdadera experiencia de comunión.

Guiados por el relato que Pablo hace de su vocación, y enriquecidos de unos testimonios, hemos podido releer nuestra vivencia de esta pascua, preguntándonos cómo Jesús nos ha tocado; cómo ha cambiado nuestra vida. En el momento de compartir, hemos gozado de los frutos de esta oración soñando con construir el Reino de Dios en el mundo, y que esperamos poder poner en marcha pronto.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies